lunes, 2 de agosto de 2010

Convivencia

Un amigo va a visitar a su colega para comer y ya cuando están sentados el amigo le dice a su mujer:

- Cariñito, pasame la sal.

La mujer se la da. Al rato:

- Amorcito, dame el pan.

La mujer se lo da. Al rato:

- Cielito, yo fregaré.

A lo que el amigo le dice sigilosamente:

- Parece mentira, con la de años que llevais casados y que aún exista esa pasión entre los dos.

Y el otro responde:

- Calla, que hace 10 años que no me acuerdo como se llama la guarra esta.

No hay comentarios: