martes, 15 de febrero de 2011

Hombre honrado

Un hombre va caminando por la calle cuando se encuentra a un indigente que le dice:

- Una limosna, por favor.

- No, que seguro que la quieres para beber.

- No, señor, yo no bebo.

- Entonces la querrás para ir con mujeres de mal vivir.

- No, señor, yo no hago eso.

- Entonces será para drogarte.

- Tampoco, señor. Soy un hombre honrado.

- Pues entonces véngase a mi casa que le voy a enseñar a mi esposa cómo acaba un hombre honrado.

No hay comentarios: