jueves, 31 de marzo de 2011

De colegas

Un célebre ladrón fue a comer a un resturante, y comió fatal. Al entregarle la cuenta, mandó llamar al dueño para pedirle un descuento diciendo que eran colegas.

- ¿Es usted también propietario de un restaurante?

- Nada de eso, yo también soy un ladrón.

No hay comentarios: