viernes, 25 de marzo de 2011

Pretendiente

Llega el pretendiente a la casa de la novia y lo recibe el padre de ésta.

- ¿Qué se le ofrece, joven?

- Soy el novio de su hija, vengo a verla.

- ¡Ah sí! ¿y cuánto gana usted al mes?

- 600 euros.

- ¡Uuuuh! ¡Eso no le alcanza a mi hija ni para el papel higiénico! Pero aquí viene. Les dejo solos.

-¿Qué te estaba diciendo mi padre?

-Nada, y aquí terminamos, ¡cagona!

No hay comentarios: