martes, 8 de marzo de 2011

Suicidio

Un hombre llama a la conserjería del hotel.

- ¿Diga?

- Oiga, tengo un problema. Estamos en el piso 39 y mi mujer se quiere suicidar tirándose por la ventana.

- No se preocupe, los cristales de las ventanas no se pueden abrir.

- ¡Ese es el problema!

No hay comentarios: