martes, 5 de abril de 2011

Picaduras

Una monja a otra monja:

- Mira como me dejó la abispa.

Y la monja se levanta la falda y dice:

- pues mira como me dejó a mí el obispo.

No hay comentarios: