miércoles, 25 de mayo de 2011

El armario y el metro

Una mujer va a Ikea a comprar un armario. Para que le saliera mas barato lo compra desmontado, para montarlo ella en casa. Llega a su casa, lo monta y le queda perfecto, pero en ese momento pasa el metro (ella vive justo encima de la estación de Goya) y el armario cae desmontado al suelo provocando un gran estruendo.

Lo vuelve a montar, vuelve a pasar el metro y el armario se cae a trozos de nuevo... Tras el tercer intento, muy mosqueada, llama a Ikea, explica el problema y le dicen que le envían un técnico.

Llega el técnico, monta el armario, que queda de narices. Pasa el metro.

Brruuuuummmmm!, el armario se desmonta otra vez. Finalmente el tecnico le dice a la señora:

- Mire, lo montaré otra vez, me meteré dentro y cuando pase el metro, desde dentro, veré mejor por donde cae.

Lo monta, se mete dentro y en ese momento llega el marido de la mujer:

- Cariño, ¡qué armario tan bonito!

Abre la puerta, ve al instalador, y le dice:

- Y, usted...¿qué hace aquí?

- Pues mire, casi que le voy a decir que he venido a acostarme con su mujer, porque si le digo que estoy esperando el metro, no se lo va a creer...

No hay comentarios: