martes, 10 de mayo de 2011

Un día de vida

Un tío va al médico:

- Siento decirle que le queda un día de vida.

- ¿Pero cómo? ¿Está seguro?

- Segurísimo, de hecho le puedo decir que se va a morir mañana por la mañana temprano.

- ¡Oh! ¡Cielos!

El tío llega a casa.

- ¡María! ¡que mañana por la mañana me muero! Ahora mismo me vas a poner un cocido madrileño, después nos vamos de juerga por todos los locales que estén abiertos, y después nos acostamos y hacemos el amor toda la noche.

-Si, claro, como tú no te tienes que levantar mañana!

No hay comentarios: